Hipertensión arterial

El corazón bombea la sangre hacia los tejidos. Con cada latido el corazón se contrae y se relaja. En el momento en que el corazón se contrae se produce la máxima presión sanguínea dentro de las arterias. A esta presión se la llama sistólica, conocida comúnmente como máxima.

Cuando el corazón se relaja, la presión disminuye. Este valor se denomina diastólica y se lo conoce como mínima.

Cuando la presión arterial se encuentra elevada por encima de valores considerados normales en varias ocasiones (más de tres tomas)  se dice que hay hipertensión arterial.

¿Cuáles son los valores normales?
El valor normal para la presión sistólica es menor a 140, habitualmente se le dice 14.
El valor normal para la presión diastólica es menor a 90. A este valor se le suele decir 9.
Es decir que la presión normal es menor a 140/90. ¡OJO!: 140/90 es alta, por lo tanto normal es hasta 139/89 para cualquier edad. El valor de presión óptimo es menor a 130/85, especialmente en diabéticos en quienes debe ser un objetivo lograr un valor incluso inferior.

¿Mi presión es normal para mi edad?
La presión normal es hasta 139/89 para cualquier edad. El valor deseable es incluso menor: hasta 130/85

¿Por qué se produce la hipertensión?
La inmensa mayoría de las veces (más del 95%) no hay una causa. Se la denomina hipertensión esencial. Es una predisposición innata y tiene que ver con factores relacionados a la herencia. Es muy común que una persona hipertensa tenga familiares directos, padre, madre o hermanos, que también lo son.
Existe un porcentaje mínimo de casos en que subyace alguna causa. A este tipo de hipertensión se la llama hipertensión secundaria. Suele comenzar en jóvenes menores a 25 años o en personas mayores a 60 que antes no eran hipertensos, y se relaciona a enfermedades renales, malformaciones congénitas, enfermedades endócrinas o arterioesclerosis.

¿Qué síntomas produce?
La hipertensión arterial es una enfermedad asintomática (no produce síntomas). Muchos hipertensos desconocen que lo son porque no sienten nada, y éste es el peligro, ya que cuando aparece un síntoma suele ser tardío y grave: Infartos cerebrales o cardíacos, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, etc.
Mucha gente asocia los dolores de cabeza, zumbidos y mareos a la hipertensión pero ésto no es así. Lo que suele ocurrir es que cuando alguien tiene una sensación de disconfort la presión sube, siendo en realidad una consecuencia pero no la causa.

¿Cómo prevenirla?
A partir de los 12 años es conveniente que consulte a su médico para que le tome la presión al menos una vez. Si la presión es normal no sería necesario volver a tomarla hasta los 25-30 años. A partir de allí sería prudente volver a hacer un control y su médico decidirá según sus factores de riesgo cada cuánto controlarlo.
Si usted es obeso, diabético, tiene colesterol elevado o tiene familiares hipertensos debería chequear su presión con su médico en forma periódica (anualmente).
Mantenerse activo físicamente y con un peso adecuado es una buena forma de impedir la aparición de la hipertensión.

¿Si me tomo la presión y está alta debo tomar algún medicamento?
No. Siempre consulte a su médico antes de tomar algún medicamento. No siempre es necesario ni urgente medicar la presión alta y muchas veces puede ser perjudicial.

¿Cómo se diagnostica?
Para saber si alguien es hipertenso el médico debe tomarle por lo menos 3 veces la presión en días diferentes y en las llamadas condiciones basales: Sentado con la espalda apoyada en un respaldo y el brazo apoyado a la altura del corazón. Debe tener 5 minutos de reposo y no haber bebido, comido o fumado en los 30 minutos previos.

¿Debo hacerme análisis si soy hipertenso?
Si es hipertenso debe controlarse con la frecuencia que su médico le aconseje. Es necesario realizar al momento del diagnóstico y anualmente análisis de sangre y orina, electrocardiograma y fondo de ojo. Esto es para evaluar las posibles complicaciones de la hipertensión y otros factores de riesgo (colesterol, diabetes) que pudieran ser determinantes para decidir el tipo e intensidad del tratamiento. En forma ocasional y a decisión de su médico pueden ser necesarios mayores estudios.

¿Cómo se trata?
Es diferente para cada caso, dependiendo de la severidad, de las complicaciones presentes y de si es diabético. Eso lo decidirá su médico. No tome medicamentos que no le hayan sido recetados (porque lo toma un amigo hipertenso, por ejemplo).
Las medidas generales para todo hipertenso son:
– Actividad física: Acorde a la capacidad de cada uno. Por lo menos caminata rápida 35 a 40 minutos por día, 3 a 5 veces por semana.
– Dieta: Evitar la sal de sodio y los alimentos salados (fiambres, etc.). La cantidad máxima de sodio recomendada es de 2 gramos por día. Los alimentos ricos en potasio son favorables.
– Peso corporal: Mantener un peso adecuado. Si está excedido deberá disminuir al menos un 10% de su peso para que el descenso de presión sea duradero.

¿Qué complicaciones produce la hipertensión? 

La hipertensión produce arterioesclerosis y ateroesclerosis, es decir disminución del calibre de las arterias. Lo cual afecta al corazón, cerebro, riñones y retina trayendo como complicaciones infartos, insuficiencia cardíaca, ataques cerebrales, insuficiencia renal y disminución de la agudeza visual. Estas complicaciones son tardías, ocurren luego de varios años de ser hipertenso y son perfectamente prevenibles si se trata la hipertensión temprana y adecuadamente. El colesterol elevado y la diabetes potencian las complicaciones de la hipertensión.

¿La presión baja es mala?
La gente suele asociar algunas sensaciones como cansancio y mareos a baja presión y esto no necesariamente es así. Lo más probable es que haya otra causa para estos síntomas.
Existen, sin embargo, ocasiones en las que la presión puede descender demasiado y producir mareos o desvanecimientos. En general esto ocurre en ciertas situaciones tales como estar mucho tiempo de pie como al formar largas colas en lugares calurosos, etc. Éstos se llaman episodios vasovagales y son totalmente benignos, ceden prácticamente solos con la persona recostada durante algunos minutos. La mayor parte de las veces no requieren ningún tratamiento.

 Si soy hipertenso…

…¿puedo tomar café? El café puede producir una elevación transitoria de la tensión arterial menor a 30 minutos. Pero NO está contraindicado tomar café a los hipertensos. Como todo, siempre es bueno ser moderado.

…¿y fumar? Fumar nunca es bueno. Pero tanto para los hipertensos como para los diabéticos, fumar aún es peor. Ya que estas dos enfermedades predisponen fuertemente a la aterosclerosis (taponamiento de las arterias). El tabaco también es un gran culpable de que las arterias se tapen. Por lo tanto el tabaco potencia la aterosclerosis favoreciendo significativamente la aparición de infarto y enfermedad vascular cerebral como problemas graves de las arterias de las extremidades.