Colesterol

Los lípidos del organismo están constituídos por colesterol, triglicéridos y otros de menor importancia. En la sangre circulan unidos a proteínas y se los puede medir como colesterol total, el cual a su vez está formado por el colesterol HDL (conocido como colesterol bueno), colesterol LDL (colesterol malo) y triglicéridos. El desvío por fuerade los valores normales de alguno o varios de ellos se denomina dislipemia y puede acarrear serias complicaciones.

¿Por qué aumenta?

La obesidad, la falta de ejercicio, una predisposición familiar ó una dieta excesiva ó con excesos de grasas y carnes, son todos factores que influyen cada uno por separado o por coincidencia de varios de ellos en el valor del colesterol. Algunas enfermedades como la diabetes y el hipotiroidismo elevan los triglicéridos y disminuyen el colesterol HDL (bueno).

¿Cuál es el valor normal?

El valor que se considera normal para el colesterol total es de 200 mg/dL ó menor. Siendo óptimo para el colesterol LDL menor a 130 y para el colesterol HDL mayor a 50. Los triglicéridos son normales hasta 190.

No obstante más importante que el valor del lípido es el riesgo de cada paciente. El riesgo disminuye cuanto más bajo sea el valor de colesterol total y LDL y más alto el valor de HDL. Pero otros factores como presentar hipertensión, diabetes, enfermedades cerebrovasculares o cardiovasculares, la edad y fumar tienen quizás más importancia que el valor del colesterol. El mismo valor que para un paciente puede significar bajo riesgo, para otro podría ser inaceptable.

Síntomas

La elevación del colesterol o los triglicéridos no produce síntomas. He aquí la importancia de esta enfermedad, ya que no es reconocida su existencia por el paciente hasta tanto no se haga una determinación de laboratorio.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace a través de la medición del colesterol total en sangre. A partir de los 35 años en los hombres y luego de la menopausia en las mujeres debe hacerse sistemáticamente un control anual. Si el colesterol total está elevado ó si el paciente es de alto riesgo se medirán el HDL, LDL y triglicéridos. Una vez hecho el diagnóstico es muy importante, como ya se mencionó, la evaluación del riesgo del paciente de acuerdo a los antecedentes y a la presencia de otras enfermedades (hipertensión, diabetes, enfermedades cardio y cerebro vasculares, edad, tabaquismo y antecedentes familiares). A partir de una adecuada valoración del riesgo se decidirá el tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del riesgo de cada paciente. Mínimamente a todos los pacientes se les indicará una dieta con bajo contenido graso y rica en fibras (verduras de hoja verde), en la cual predomine el pescado sobre el resto de las carnes. La actividad física aeróbica regular es el otro pilar del tratamiento.

Tanto la dieta como el ejercicio implican una concientización de cambio de hábitos ya que no son temporales sino permanentes y deben apuntar a descender y mantener un peso adecuado.

Los pacientes de alto riesgo necesitarán medicación adicional. La simvastatina es la droga de elección para descender el colesterol LDL, ya que demostró en numerosas investigaciones ser altamente efectiva tanto en el descenso del valor de colesterol como en la disminución de las complicaciones. Otras alternativas podrán ser usadas a consideración del médico.

El grupo de drogas llamadas fibratos, de las que se destaca el gemfibrozil, son las drogas utilizada para descender los triglicéridos.

Controlar los otros factores de riesgo (presión, diabetes, tabaquismo) es parte importante del tratamiento.

Los pacientes diabéticos y con enfermedad vascular tienen como meta alcanzar un valor de LDL menor a 100.

Prevención

Mantenerse en un peso adecuado, practicar ejercicio aeróbico y evitar los excesos en la dieta es la mejor manera de prevenir el desarrollo de las displipemias.

Se recomienda en diabéticos, hipertensos, obesos o en caso de antecedentes familiares de dislipemia chequear el colesterol. Luego de los 35 años en los hombres y luego de la menopausia en la mujer debe controlarse anualmente.